NOTA DE PRENSA

 

Castellón, 26 de marzo de 2018.

 

GECEN SOLICITA A LA CONSELLERIA QUE NO PERMITA ACTIVIDAD ALGUNA EN LAS 300 HECTÁREAS QUEMADAS EN EL PARQUE NATURAL DEL PRAT.

 

LA ASOCIACIÓN EXIGE QUE LA CONSELLERIA NO PERMITA LA CAZA, LA GANADERIA NI CUALQUIER OTRO USO EN EL SUELO CALCINADO.

 

Si, quien ha quemado el Parque Natural, pretende obtener algún beneficio de ello se ha de impedir.

Por ello, la asociación ha remitido escrito a la Conselleria solicitando la declaración como reserva integral de las zonas calcinadas por los incendios provocados. De esta forma se ponen las bases para evitar el uso del fuego, pues no se obtendrá  por parte de quienes lo incendien intencionalmente otra cosa que el bloqueo en el uso del suelo.

 

EL CICLO DEL PRAT: BALAS Y FUEGO.

 

            Hace un lustro se rompió con el ciclo del las balas y el fuego que ahora se ha retomado. Ciclo en el que, tras esquilmar la biodiversidad en la primera semana de caza, y dejar a esta Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) sin aves hasta la primavera, se pasaba a la segunda etapa del ciclo, el del fuego.

            Así, año tras año, se quemaba el Prat con varios incendios intencionados por temporada, dejando las figuras legales de protección y todo lo que de ello legalmente se deriva en una farsa.

 

            FUERZAS Y CUERPOS DE SEGURIDAD DEL ESTADO INEFICACES EN LA DETENCIÓN DE LOS DELINCUENTES DEL FUEGO.

 

            GECEN pide a quien corresponda que priorice y dote de los recursos humanos y técnicos necesarios a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad el Estado para que se proceda a la detención de quienes hayan destruido esta joya natural.

            No conoce la asociación detención alguna tras las decenas y decenas de incendios intencionados ocurridos en los últimos 20 años, por lo que se hace evidente la ineficacia absoluta de las actuaciones al respecto llevadas a cabo hasta ahora.

            O esto cambia o la impunidad es sinónimo de más incendios y de la inviabilidad de este espacio natural como tal, pese, insistimos, a su protección autonómica y europea.

 

 

NOTA DE PRENSA

 

Castellón, 13 de marzo de 2018.

 

ALEGACIONES AL ANTEPROYECTO DE LEY DE ESPACIOS NATURALES PROTEGIDOS DE LA COMUNIDADAD VALENCIANA: GECEN PIDE LA PROTECCIÓN EFECTIVA DE LAS ZONAS HÚMEDAS NO CATALOGADAS.

 

LAS MICRORRESERVAS DE FLORA Y RESERVAS DE FAUNA DEBEN TENER LA CONSIDERACIÓN DE ESPACIO NATURAL PROTEGIDO.

 

 

               Si bien la futura Ley prevé la protección de todas las zonas húmedas, estén catalogadas o no, teniendo la consideración de espacios naturales protegidos, no es menos cierto que para que el reconocimiento legislativo se traslade a una mínima efectividad real debe saberse cuáles son estas zonas húmedas y dónde están al menos. Por tanto, entendemos que la Ley debe recoger la obligación de realizar un inventario de zonas húmedas, además del catálogo, donde figuren todas las zonas húmedas conocidas, catalogadas o no, con al menos la delimitación de las mismas y estando el inventario abierto a nuevas incorporaciones futuras. No está en la práctica protegido lo que la administración no reconoce específicamente y suelen ser los Juzgados quienes dirimen si una zona es un humedal o no, en la actualidad, cuando no está catalogada. Entendemos que la administración, en el ejercicio de sus responsabilidades, debe realizar el trabajo técnico para evitar dicho conflicto y para ello qué mejor que elaborar un inventario de zonas húmedas como han hecho otras comunidades y que la obligación de elaborar el inventario figure en la Ley.

               Pero la protección de las zonas húmedas es más compleja que la mera delimitación y por tanto se ha de tomar como prioritario la protección de la cuenca que la nutre y de la cual el humedal es hidrodependiente. Por tanto, la cuenca debe protegerse teniendo en cuenta específicamente, entre otras cuestiones, la aportación de los recursos hídricos que la zona húmeda necesita en cantidad y calidad y dicha protección entendemos que debe constar en la Ley.

               Señalar además que para que un humedal, o cualquier otro espacio, esté protegido adecuadamente necesita de un perímetro de protección que sea eficaz en la minimización de impactos. La interpretación subjetiva que actualmente existe al respecto de las actividades permitidas o no, se presta a emitir resoluciones no objetivas. Se dan casos en los que la administración puede permitir actuaciones junto a un espacio protegido que en otro, de similares características, no permite. Entendemos que hay que objetivizar, y no dejar a criterio interpretativo subjetivo, y menos de carácter político, qué incompatibilidades de uso del suelo hay. En todo caso entendemos que debe clasificarse el suelo de este perímetro de protección como no urbanizable protegido.

Por último señalar que las microrreservas de flora y las reservas de fauna actuales son las grandes olvidadas de la futura Ley, donde no se mencionan. Es un error muy significativo y solicitamos que tengan la consideración de espacio natural protegido puesto que, pese a ser espacios reducidos en cuanto a su extensión, son excepcionales en cuanto a la biodiversidad que acogen.

                          NOTA DE PRENSA

 

                         Castellón, 12 de febrero de 2018.

 

                    GECEN EXIGE QUE SE INVESTIGUE EL INCENDIO DEL PRAT Y SE DETENGA A QUEN HAYA COMETIDO EL DELITO.

 

         REPRESENTANTES MUNICIPALES DEL AYUNTAMIENTO DE TORREBLANCA APOYARON PÚBLICAMENTE LAS QUEMAS DE LA CONSELLERIA DE 2017.

 

     Tras la renuncia de la Conselleria a seguir con las quemas controladas como método de gestión de la vegetación del Parque Natural, alguien parece dispuesto a tomarle el relevo.

     La asociación pide celeridad en la investigación del atentado medioambiental y que se aplique con contundencia el código penal a quien resulte ser el autor, puesto que de lo contrario nos vamos a encontrar con una oleada intencional de incendios como los que hubo hace unos años, en los que en cada temporada se arrasaba el Parque.

     La joya medioambiental del Prat sufre actualmente una caza intensiva que acaba con gran parte de la biodiversidad del Parque en época de caza y ahora, cuando ésta acaba, el incendio pone la guinda al pastel de la irracionalidad medioambiental.

     El Parque no puede estar gestionado por los amantes de las balas y el fuego, por lo que la asociación pide contundencia a la Conselleria en gestionar el Parque de acorde con directrices técnicas del siglo XXI. Hay que prohibir la caza en los terrenos quemados, limitarla en  el resto y empezar de una vez a gestionar el Prat atendiendo a lo que es, un espacio natural protegido, un humedal Ramsar, Parque Natural, Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y Zona Especial de Conservación (ZEC).

     Colectivos ajenos a la conservación han influenciado y marcado la agenda a la Conselleria sobre lo que hay que hacer o no en el Prat. La sobreexplotación del acuífero, la nefasta gestión del agua o la caza muy por encima de lo mínimamente razonable, con la eliminación de la biodiversidad que ello comporta, son efectos visibles de ello. Por este camino el Prat está condenado a la más absoluta degradación y las figuras legales de protección a ser irrelevantes.

 

 

¿Quienes somos?

GECEN: Grupo para el Estudio y Conservación de los Espacios Naturales.

Una Asociación para la Defensa de la Naturaleza de la Comunidad Valenciana

Información de contacto

  • Apartado de Correos 1139
    12080 Castellón
  • [email protected]
  • 964 05 82 99 - 646 78 93 23