NOTA DE PRENSA

Castellón, 26 de septiembre de 2016.

 

EUROPA “PASAPORTÓ” EL PARANY A LA ILEGALIDAD EN 2004.

EUROPA YA HOMOLOGÓ EL PARANY ENTRE LOS MÉTODOS MASIVOS Y NO SELECTIVOS.

A vueltas con el panany con afirmaciones tradicionales, de todos los años: ahora sí o sí el parany ha de ser legal ya que tal ingeniero o tal otro avala el estudio encargado por APAVAL. Como no, la Diputación mientras tanto avala lo que sea mientras venga de este colectivo, y determinados ayuntamientos utilizan el dinero público para subvencionar actividades del parany; será que sobra o que el parany es una prioridad esencial para la supervivencia política de determinados cargos locales, lo cual debe ser clasificado como de interés general.

Redes, liga, dobles trampillas… nada nuevo, ¿alguien ha cobrado por ello durante 5 años? Cualquier método de caza que utilice estos instrumentos es de todo menos selectivo, sólo hay que leerse la legislación. GECEN recuerda que aquello que ha de ser selectivo, según legislación, es el método y no la voluntad del cazador.

Los ingenieros de APAVAL fracasaron con el parany científico, ahora han hallado el “pasaporte europeo” para la legalización del parany. Nada más lejos de la realidad.

La asociación espera que la Conselleria actúe de forma seria y profesional, destinando los recursos humanos y económicos necesarios para evitar la caza en parany y proceder a la remisión de los expedientes sancionadores al Juzgado pues estamos, atendiendo al código penal, ante un delito que debe evitarse y perseguirse.

NOTA DE PRENSA

 

Castellón, 4 de noviembre de 2016.

 

EL PARANY DISMINUYE PERO NO MUERE.

 

ES NECESARIA UNA MAYOR VIGILANCIA PARA ACABAR CON LA ACTIVIDAD DELICTIVA.

Voluntarios de las asociaciones medioambientales han detectado, al menos, 32 paranys activos y se estima en más de 50 el número real.

Se sigue practicando esta caza ilegal tipificada como delito en el Código Penal tomando precauciones quienes la practican propias de furtivos, ocultando al máximo su actividad. Así, sólo utilizan mayoritariamente los reclamos a determinadas horas,  primeras y últimas horas nocturnas, y no todos los días lo que complica la detección y denuncia de los paranys si no se aumenta la vigilancia.

Las denuncias realizadas por las asociaciones ecologistas ante los agentes medioambientales, guardia civil y SEPRONA corresponden principalmente a los términos municipales con mayor práctica como Onda, Vila-real, Calig, Traiguera o Sant Jordi por citar algunos de ellos.

Pese a los intentos por recuperar las aves capturadas, como zorzales o currucas capirotadas, nada se ha podido hacer para evitar los perjuicios que la liga sintética causa sobre el plumaje, quedando las aves imposibilitadas para el vuelo después de la minuciosa limpieza.

El parany sigue siendo un problema no resuelto que afecta a la migración de las aves y, pese a los esfuerzos de las asociaciones ecologistas, la actividad delictiva persistirá en menor número pero enquistado de no producirse una mayor implicación de la administración.

¿Quienes somos?

GECEN: Grupo para el Estudio y Conservación de los Espacios Naturales.

Una Asociación para la Defensa de la Naturaleza de la Comunidad Valenciana

Información de contacto

  • Apartado de Correos 1139
    12080 Castellón
  • [email protected]
  • 964 05 82 99 - 646 78 93 23