NOTA DE PRENSA

Castellón, 1 de diciembre de 2016.

 

LA CONSELLERIA DE TERRITORIO CEDE ANTE PROYECTOS COMO DOÑA BLANCA GOLF, GOLF SANT GREGORI O DESARROLLOS URBANÍSTICOS DE OROPESA.

La Conselleria avala con el PATIVEL la seguridad jurídica del gran especulador, aquel que tiene más avanzado un proyecto urbanístico desproporcionado e inadecuado originado durante la burbuja inmobiliaria. Ahora no tiene sentido alguno,  bajo parámetros de racionalidad y sostenibilidad de los que tanto alardea el PATIVEL, seguir con este tipo de planeamiento urbanístico por lo que la asociación considera fundamental no avalar con la transitoriedad proyectos iconos del urbanismo salvaje.

Y es que son 388,88 las hectáreas clasificadas como transitorias en el litoral castellonense. Es decir, hectáreas que se señalan como de gran valor reconocido y que, acto seguido, se indica que pueden ser urbanizadas si así se decide en 10 años. El interés público, pues, queda subordinado al interés privado lucrativo. Las excusas expuestas en el PATIVEL para proceder a dicha transitoriedad pueden ser resumidas en excusas de tipo económico (indemnizaciones) y jurídico. Excusas que no se sostienen, pues hay mecanismos de todo tipo que pueden ser aplicados para garantizar el interés general sin mermar el dinero público. En las comarcas de Castellón encontramos bajo esta figura los proyectos urbanísticos de Doña Blanca Golf en Torreblanca y Golf Sant Gregori en Burriana.   

A estas 388,88 hectáreas transitorias hay que sumar decenas y decenas de hectáreas que la Conselleria ni se plantea proteger y que amputan los valores paisajísticos y ambientales del litoral. Destacan en este sentido proyectos urbanísticos del litoral de Oropesa y  el aeródromo de Castellón que, de ejemplo de ventana al  mar, pasa finalmente a ser ignorado en el PATIVEL.

El PATIVEL premia con la seguridad jurídica al alumno avanzado en la especulación, a aquellos proyectos más estructurados y preparados para proceder a su ejecución, condenando a dichos kilómetros del litoral al hormigón.  

 

PESE A TODO GECEN CONSIDERA QUE EL PATIVEL ES UN AVANCE.

El PATIVEL no fomenta el urbanismo del litoral. Todo lo contrario, lo limita, revierte y en muchos casos desclasifica suelo susceptible de ser urbanizado, clasificándolo como protegido. Se atiende a reivindicaciones históricas como la protección del marjal de Oropesa, o más bien lo que queda de él, parte del litoral sur de Oropesa, Capicorb, gran parte del litoral norte y sur que fue excluido del Parc Natural de la Serra d’Irta, litoral norte de Burriana junto al Millars, litoral norte de Benicarló o Sòl de Riu en Vinaròs por señalar algunos de los más emblemáticos. 

La asociación alegará para que, de los muchos casos, se pase a más casos y en especial que se protejan los saladares de Torrenostra (Torreblanca), el litoral de Burriana al norte del Clot de la Mare de Déu, litoral de Oropesa en su totalidad frente a los fragmentos propuestos y el litoral no urbanizado de Castellón (aeródromo) entre otros.

 

¿Quienes somos?

GECEN: Grupo para el Estudio y Conservación de los Espacios Naturales.

Una Asociación para la Defensa de la Naturaleza de la Comunidad Valenciana

Información de contacto

  • Apartado de Correos 1139
    12080 Castellón
  • [email protected]
  • 964 05 82 99 - 646 78 93 23