NOTA DE PRENSA

Castellón, 12 de septiembre de 2016.

LA ASOCIACIÓN PIDE A LA CONSELLERIA QUE PROTEGA EL LITORAL OROPESINO DE LA URBANIZACIÓN  O CUALQUIER OTRA AGRESIÓN, APROBANDO YA EL PATIVEL.

La práctica del deporte o cualquier otra actividad en la vía verde debe ser compatible con los valores ambientales y paisajísticos que atraviesa y que, precisamente, son el atractivo fundamental que asegura el uso social intensivo. Es por ello que la asociación demanda al Ayuntamiento de Oropesa que busque y/o diseñe itinerarios nocturnos para la práctica del deporte en las zonas ya iluminadas del municipio, que no son pocas, y deje libre de contaminación lumínica la vía verde.

Cabe recordar que el paisaje celeste  es un bien reconocido a proteger y que la contaminación lumínica genera numerosas consecuencias negativas: consumo energético innecesario y las emisiones de gases invernadero que de ello se derivan, daños a los ecosistemas nocturnos, a la biodiversidad, a la astronomía, elimina el paisaje nocturno, efectos sobre la salud, etc.

GECEN recuerda que la Comunidad Valenciana tiene el récord de contaminación lumínica del estado en cuanto a emisiones se refiere y que el exceso de luz no es signo de desarrollo económico y riqueza, como algunos se empeñan en seguir defendiendo. Nada más lejos de la realidad, es signo de despilfarro económico que implica consecuencias sociales y medioambientales negativas. De hecho, la descontaminación lumínica es un objetivo reconocido que implica eficiencia, ahorro económico, disminución de emisiones y evitar en lo posible los efectos no deseables que provoca. 

La asociación considera un despropósito la iluminación de espacios que deben protegerse de su artificialización y ser reconocidos y conservados por los valores que poseen. Es por ello que el uso público, tan necesario y deseable, debe regularse adecuadamente para evitar excesos como el aquí planteado. Urge pues la protección del espacio, su gestión y para ello el PATIVEL es una herramienta óptima si es que algún día llega.

NOTA DE PRENSA

Castellón, 11 de octubre de 2016.

 

EVITAR EL EFECTO BARRERA, LA MORTANDAD DE VERTEBRADOS EN CARRETERA Y LA CONTAMINACIÓN LUMÍNICA Y ACÚSTICA, ENTRE LAS PRIORIDADES.

La asociación considera imprescindible que cualquier infraestructura que se proyecte y pueda afectar al protegido humedal del Cuadro de Santiago cuente con  medidas correctoras medioambientales que minimicen eficazmente el impacto. Una evaluación ambiental objetiva de las repercusiones del vial proyectado es una necesidad inexcusable.

La primera medida es el diseño de un trazado que no elimine ni un metro cuadrado más del Cuadro de Santiago. Un humedal que ha estado amputado constantemente en las últimas décadas por el urbanismo e infraestructuras de todo tipo como los viales.

En segundo lugar el vial no debe suponer una limitación que afecte a la funcionalidad del humedal. Para ello hay que minimizar el efecto barrera, adoptar medidas para evitar la mortandad de, sobre todo, aves por atropello, disminuir el impacto paisajístico con la creación de una pantalla vegetal autóctona donde se precise y que, además, limite la contaminación acústica en lo posible y también evitar la contaminación lumínica a no ser por estricta necesidad de seguridad vial allá donde se precise.

Por último, la asociación considera imprescindible que la ampliación del vial no interfiera en la capacidad de inundabilidad natural del humedal; que bajo la excusa de ampliación del vial no se diseñe la desecación del Cuadro aunque sea de forma parcial. 

NOTA DE PRENSA

 

Castellón, 7 de diciembre de 2016.

 

LA ASOCIACIÓN CONSIDERA ABSURDO CONSTRUIR UNA AUTOVÍA PARALELA A UNA AUTOPISTA CUANDO ÉSTA SE HA DE LIBERALIZAR EN EL 2019 Y PIDE QUE SE OLVIDE EL PROYECTO.

 

En época de bonanza la sinrazón y el absurdo cobraban sentido con proyectos lucrativos para quienes los ejecutaban, a la vez que ruinosos a nivel económico, social y medioambiental para los ciudadanos. Incluso las autovías paralelas a autopistas como ésta adquirían tintes de progreso y bienestar económico bajo la visión cortoplacista del dinero rápido o los puestos de trabajo. Deuda, paro o destroza territorial forman parte del currículo de la burbuja que todos conocemos. GECEN  entiende imprescindible que se aclare cuánto dinero público se ha despilfarrado en este proyecto en su “fase de redacción”, se asuman responsabilidades y se dé carpetazo definitivo al mismo.

Ya está bien con las realidades que la burbuja infraestructural produjo en las comarcas de Castellón, aeropuerto ultra deficitario o desaladoras que nadie quiere, para que alguien siga ni siquiera recordando la posibilidad de ejecutar autovías paralelas a autopistas. 

Una autovía que no tiene sentido alguno si lo que se pretende es liberalizar la AP-7 tras décadas de lucrativo negocio a costa del bolsillo de los ciudadanos. Una autovía que, de ejecutarse, causaría impacto significativo sobre la Magdalena y el Desert y destrozaría numerosas propiedades privadas.

El interés general no pasa por recordar los viejos tiempos y anhelar con nostalgia el regreso de las autovías paralelas a las autopistas sino, insistimos, por liberalizar de una vez la AP-7.

Se ha de priorizar, es urgente, la eliminación de puntos negros de la N-340 que, junto con la liberalización de la AP-7, significaría un evidente progreso en seguridad. Progreso que nada tiene que ver con intentar llevar a cabo proyectos redactados en plena burbuja infraestructural.

 

¿Quienes somos?

GECEN: Grupo para el Estudio y Conservación de los Espacios Naturales.

Una Asociación para la Defensa de la Naturaleza de la Comunidad Valenciana

Información de contacto

  • Apartado de Correos 1139
    12080 Castellón
  • [email protected]
  • 964 05 82 99 - 646 78 93 23